Para sostener la usurpación de un local pagan coimas a inspectores municipales

30/03/2019 | Un vecino de Presidente Derqui reclama por su propiedad usurpada por dos ciudadanos chinos. El gobierno comandado por Nicolás Ducoté hace oídos sordos a sus pedidos. En diálogo con Pilar Político aseguró que observaron a un municipal recibir dinero en medio de una inspección. Remarcó que el comercio funciona con una conexión ilegal de energía eléctrica.

Nadie duda que la invasión china ha generado un clima de tensión entre los comerciantes locales y la comuna. La situación empeoró luego de la aprobación de la ordenanza que prácticamente liberó la zona para que acaparen todo el mercado del rubro supermercado. Sus rápidas habilitaciones siempre generan intrigas y las decisiones del estado liderado por Nicolás Ducoté parecen favorecerlos constantemente. Por acción y ahora también por omisión. Esta última postura afecta a Eduardo Ezequiel Carbone, vecino de Presidente Derqui, a quien le usurparon su local y por el momento sólo recibió el silencio de parte de la Comuna.

La historia que une a Carbone con los chinos data desde el año 2015. A ellos les alquiló durante tres años su local ubicado en la esquina de Presidente Perón (Ruta 234) y Alemania. A mitad del 2018 les notifica vía carta documento que no les renovará el contrato qué finalizaba el 31 de diciembre de ese año. Con buena predisposición accedió a que dejaran el lugar el 31 de enero. Ese acuerdo se logró en una mediación delante de los abogados de ambas partes. Pero los asiáticos no cumplieron y comenzó el calvario para el pilarense.

.

“El que me alquilaba parece que sub alquiló o vendió el fondo de comercio. Como empecé a presionarlo dió de baja la habilitación municipal y en la AFIP. Voy al municipio hago las denuncias que corresponden, llamo al 147, voy un par de veces al Juez de Faltas y recién el 21 de marzo tiene que resolver el Juez (Sebastián) Zamarripa”, explicó Carbone en charla con Pilar Político. “Fui a Edenor, di de baja el medidor, le sacaron el medidor y ellos fueron se engancharon, y siguen trabajando”, agregó. Sumado a eso, debió pagar $22.000 de deuda luz.

Actualmente, el damnificado de esta historia es empleado en una industria radicada en Villa Rosa. Y a pesar de la coyuntura económica del país buscaba tener su propio emprendimiento, junto a dos amigos. Justamente ese iba a ser el destino del local usurpado. “Tuve que salir a alquilar, un depósito para dejar la mercadería, pagar autónomo todos los meses”, manifestó indignado por lo que le toca vivir.

TESTIMONIO DE EDUARDO EZEQUIEL CARBONE CON PILAR POLÍTICO.

Debido a su bronca y desesperación, Carbone concurrió en varias oportunidades al lugar. Pero las respuestas fueron negativas y contundentes: “Me dicen que no se van a ir y que no me tienen miedo. Yo no sé que hacer ya”. Encima parece ser peor el remedio que la enfermedad. “Un vecino me manda audios diciendo que la Municipalidad fue, pero que lo ve cuando el chino le da plata al municipio, al inspector digamos. Y no sé qué hacer”, expresó.

Aunque su optimismo quedó en el camino, Eduardo Ezequiel Carbone aún pide ayuda para recuperar su propiedad. “Que el municipio actúe, que por lo menos clausure. A ver si clausurando, dejandolos sin ese dinero, se van”, pidió casi como un ruego.

Deja un comentario