De campaña junto a Judas

27/09/2021 | Sebastián Neuspiller comenzó su camino hacia las elecciones generales de noviembre junto a Flavio Charo Álvarez. El derquino es el único de su espacio político que decidió traicionar a Analía Leguizamón y unirse al ex futbolista. Tomó la posibilidad de ser beneficiado con el tercer puesto en la nómina e hizo oídos sordos al pedido de quienes estuvieron a su lado hasta las PASO.

Según se cuenta en el Nuevo Testamento, Judas Iscariote fue uno los doce apóstoles. En la Última Cena celebrada para despedirse y anunciar su muerte, Jesús predice que sería Judas el que lo iba a entregar. Y así lo hizo, señalandolo con un beso como contraseña identificativa a cambio de treinta monedas de plata. Una historia que en la política argentina es muy común, y que en el plano local hay personajes que tomaron ese ejemplo y lo replican como una forma de subsistir a través de los años con los recursos del estado.

Actualmente podríamos decir que Sebastián Neuspiller, el “nuevo líder de la oposición”, se convirtió en Jesús. El Mesías que predica con la palabra del macrismo en el distrito y camina junto a alguien que más temprano que tarde lo traicionará. Y aún sí, lo incorporó a su lista (¿cómo trofeo de guerra de las PASO?). Estamos hablando de Flavio Charo Álvarez. Él único de sus competidores del pasado 12 de septiembre que decidió unirse al ex futbolista para las generales del 14 de noviembre.

NEUSPILLER CON ÁLVAREZ, SU JUDAS ISCARIOTE.

Álvarez tuvo una última reunión con Analía Leguizamón y Nicolás Ducoté durante la semana pasada. Allí comunicó su decisión de abandonarlos y saltar de vereda. Lo cual es una constante en su taryectoria política que incluye un inicio en el Frente para la Victoria, pasando por el Frente Renovador y desembocando en el macrismo del ex Intendente procesado.

ÁLVAREZ JUNTO A DUCOTÉ Y LEGUIZAMÓN, UNA IMAGEN PARA LOS RECUERDOS DE FACEBOOK.

A pesar de la carta publicada por Leguizamón antes de ingresar al quirofano, en la cual insistía con exigir un acuerdo político, sin tomar en cuenta el reglamento interno de la coalición Juntos, Álvarez recogió la chance de quedar tercero detrás de Neuspiller y Cáceres para abandonarla. Ya no le importó si el Dandy había estado o no junto a los vecinos durante la pandemia, había sido su crítica a su nuevo socio durante la campaña.

Neuspiller sabe que Álvarez lo traicionará, sólo resta conocer cuándo le dará el beso para entregarlo.

¿Y el resto?

Hasta el jueves 30 hay tiempo para presentar la nueva lista de Juntos en la Junta Electoral. Pero hasta el momento salvó Álvarez, el resto de los dirigentes que integraban la nómina encabezada por Leguizamón están en silencio. ¿Qué harán Matías Yofe, Jésica Bortulé, Jorge Juárez, entre otros?

¿DÓNDE ESTÁN?

Deja un comentario